Israel prosigue la ofensiva contra Hamás y exhorta a abandonar Ciudad de Gaza

Un alto cargo de Hamás, Hosam Badran, declaró el miércoles a AFP que la intensificación de las "masacres" israelíes en Gaza están reforzando las exigencias del movimiento islamista.

La Fuerza Aérea de Israel también intensificó los bombardeos sobre territorio libanés, al norte de la frontera común. Foto: Jalaa Marey / AFP.
photo_camera La Fuerza Aérea de Israel también intensificó los bombardeos sobre territorio libanés, al norte de la frontera común. Foto: Jalaa Marey / AFP.

Territorios Palestinos. (AFP). Israel exhortó este miércoles a todos los habitantes a evacuar Ciudad de Gaza, donde sus tropas mantienen una feroz ofensiva contra el movimiento islamista palestino Hamás tras más de nueve meses de una guerra que ha devastado el territorio.

Miles de octavillas lanzadas sobre Ciudad de Gaza, en el norte de la Franja, instaron a "todas las personas presentes" a abandonar la localidad y dirigirse hacia el sur de la Franja a través de "corredores de seguridad".

El ejército israelí lanzó el 27 de junio una operación terrestre en el barrio de Shujaiyia, en el este de la ciudad, antes de extender su ofensiva al centro, donde "decenas de miles de personas" fueron llamadas a evacuar la zona, según la ONU.

Las tropas terrestres, apoyadas por tanques y bombardeos aéreos, libran intensos combates contra Hamás y sus aliados, los más violentos en la ciudad de Gaza desde el comienzo de la guerra.

Estas nuevas directivas "no harán sino agravar el sufrimiento masivo de las familias palestinas, muchas de las cuales han sido desplazadas en varias ocasiones", reaccionó Stéphane Dujarric, portavoz del secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

Tras meses estancadas, las negociaciones para un alto el fuego y una liberación de rehenes - mediadas por Catar, EEUU y Egipto - se reanudan en Doha.

Una delegación israelí encabezada por el jefe de los servicios de inteligencia (Mosad), David Barnea, llegó a Doha el miércoles. También se espera la participación del jefe de la CIA.

"¿Dónde vamos a terminar?"

El ejército indicó que "los soldados realizaron una operación contra terroristas de Hamás y de la Yihad Islámica que usaban la sede de la UNRWA [la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina] en Ciudad de Gaza como base para lanzar ataques".

Los últimos combates en Gaza provocaron el desplazamiento de 350.000 civiles, según Philippe Lazzarini, jefe de la UNRWA, que habló antes del nuevo llamamiento a evacuar y afirmó que "no hay ningún espacio seguro" en el territorio palestino.

Um Nimr Al Amal huyó de Ciudad de Gaza junto a su familia. "Es la 12ª vez [que huimos]. ¿Cuántas veces debemos aguantarlo aún? ¿Mil veces? ¿Dónde vamos a terminar? Ya no tengo energía, ya no puedo más", dijo.

Los combates también arrecian en el sur del territorio, donde tanques israelíes entraron en el centro de Rafah, según testigos que informaron de intensos tiroteos en esta ciudad fronteriza con Egipto, donde el ejército lleva a cabo una ofensiva terrestre desde el 7 de mayo.

Cuatro palestinos murieron el miércoles en bombardeos israelíes en Nuseirat, en el centro, y otros dos en Jan Yunis, en el sur, según fuentes médicas.

El ministro israelí de Defensa, Yoav Gallant, aseguró que sus tropas han "eliminado o herido al 60% de los terroristas de Hamás" desde el inicio de la guerra.

Escuelas bombardeadas

El martes, al menos 29 personas murieron, incluidos niños, en un bombardeo israelí contra una escuela en Abasan, cerca de Jan Yunis, indicaron una fuente médica y funcionarios de Hamás. El ejército israelí aseguró que los bombardeos estaban dirigidos contra "terroristas".

Las escuelas de Gaza "se convierten con frecuencia en un lugar de muerte y miseria (...) Gaza no es lugar para los niños", afirmó Lazzarini.

Israel y Hamás aún discrepan sobre cómo alcanzar una tregua.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, se reunió en Jerusalén con el coordinador para Oriente Medio de la Casa Blanca, Brett McGurk.

Netanyahu reiteró su compromiso con un acuerdo de alto el fuego "siempre que se respeten las líneas rojas de Israel". El dirigente ha afirmado en varias ocasiones que no pondrá fin a la guerra hasta la destrucción de Hamás y la liberación de todos los rehenes.

Un alto cargo de Hamás, Hosam Badran, declaró el miércoles a AFP que la intensificación de las "masacres" israelíes en Gaza están reforzando las exigencias del movimiento islamista.

"No podemos saber con certeza hasta dónde llegarán las negociaciones pese a la flexibilidad que hemos mostrado", declaró Badran, acusando a Netanyahu de obstaculizarlas.